Vivir es generar las condiciones para garantizar el respeto a la dignidad humana y a la integridad de los seres vivos que habitan el planeta. Es participar afectivamente en la realidad que afecta a otros y promover el conocimiento humano basado en la reciprocidad, en la verdad y en la comunicación consciente.

Hace algún tiempo que decidí no compartir más  imágenes sobre mis acciones filantrópicas, pero ahora, quizás por concienciar a más gente sobre la condición de otras personas, sea necesario.

Muchos son huérfanos, algunos simplemente fueron abandonados por sus familias. Son seres indefensos, sin fuerza y muchas historias que contar.

Para mi es importante hacer esas cosas. Primero, porque me encanta hacerlas, te ayudan a crecer como persona y  a valorar más toda mi vida. Segundo, por mis hijas, mis sobrinos (hijos de mi hermana) y mi Hermana pequeña, la última de mi madre, que por la gracia de Dios tienen una vida privilegiada y es importante para mi que conozcan los verdaderos valores de la vida. Quizás alguien se inspire gracias a esto y ayude también, por eso ahora prefiero dejar constancia visual sobre lo que podemos llegar a hacer por otros desinteresadamente y de forma constante. Es gratificante, saber que al final del día,  además de tu familia más personas están felices porque existes, por lo poco o mucho que les puedes aportar.

Cualquier acto, obra, proyecto o búsqueda basada en pasiones inútiles, es también inútil.

Quizás lo que para nosotros representa poco, para otro representa la vida.

Fundación «GRACIAS» By AOA