29 noviembre, 2021

EL RELOJ

Hoy os traemos una pequeña historia, para que os inspire en los días en los que os sintáis poco valorados:

Antes de morir, un padre le dijo a su hijo:

Este reloj me lo regaló tu abuelo y tiene más de 120 años. Antes de regalártelo, quiero que vayas a la joyería y les digas que me interesa venderlo, y me dices cuanto te ofrecen…

El hijo fue a la joyería, regresó donde su padre y le dijo: “Me ofrecieron 200 dólares porque es muy viejo”.

El padre le dijo: “Ve a la casa de empeño y pregunta allí”.

El hijo fue a la casa de empeño y regresó. Le dijo a su padre: “Solo me ofrecieron 10 dólares porque está muy descuidado”.

Entonces el padre dijo: “Ve al museo y pregunta en ese lugar”.

El hijo fue al museo, regresó donde su padre y dijo: “¡PADRE! ¡El tasador me ofreció 750.000 dólares por el reloj, ya que es una pieza antigua y lo incluirán en su colección más valiosa de antigüedades!”.

Finalmente, el padre dijo: “Quería que supieras que en el lugar correcto te valorarán de la manera correcta. Si de repente te encuentras en un lugar donde no te valoren, no te molestes. Cambia de lugar y rodéate de los que si te dan el valor que mereces. Nunca te quedes donde no te aprecien”.

¿Te has sentido alguna vez así? ¿Crees que no te valoran lo suficiente? Déjanoslo saber en los comentarios o en nuestra cuenta de Instagram, @aoa_magazine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *