¿Qué es una dama? Originalmente, es un título de nobleza en Inglaterra. Pero más generalmente en nuestra sociedad, es una mujer que sabe cómo distinguirse por su clase y su saber vivire. No se trata de hablar con un tono aristocrático, incluso si el idioma es uno de los primeros marcadores sociales, la diferencia se hará por su actitud. ¡Hablamos de Gentlewoman en referencia a Gentlemen, hombres atentos a los buenos modales! Pero, ¿cuáles son las actitudes a adoptar para revelar a esta mujer que está en ti? En un articulo anterior citamos algunos rasgos típicos de una dama y en este volvemos para citar más puntos … Al leer este artículo, encontrarás respuestas a esta pregunta. Buena lectura !

1. UNA DAMA TIENE UN ESPÍRITU TRANQUILO

Una verdadera Lady sabe cómo mantener su mente-fría. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero no es imposible. Trabaja en ti mismo para tener el autocontrol que marcará la diferencia. Vayamos CHICAS!

2. UNA DAMA RESPETA A LOS MAYORES

Ya sea por su conocimiento, antigüedad u otra, una dama respeta a la antigüedad. Esto puede traducirse en cosas simples como dejar tu lugar en el autobús. Pero en realidad esto tiene un impacto en ti, en el anciano que apoyas y en todos los que te rodean. Hay más placer para dar que recibir, una frase que una dama conoce bien.

3. UNA DAMA SIEMPRE DICE GRACIAS

Te han enseñado desde tu temprana edad a decir hola, gracias, cualquier cosa o por favor, una Gentlewoman no escatima en su educación para aparecer, por el contrario, ella se mantiene educada en todos los aspectos y se convierte en modelo. Aún más porque, por decencia, valoras la educación que has recibido.

4. UNA DAMA NO CLASIFICA A NADIE

Hay diferentes tipos de categorías y clases sociales, una verdadera Dama no juzga a una persona por su estatus, es esencial no enfocarse en ninguna elevación social, sino en la persona misma. Después, cada uno puede hacer lo que quiera y no se lo juzgará de acuerdo con sus elecciones.

5. UNA DAMA TRATA DE SER BUENA Ejemplo

Como no sabes a quién podría estar inspirado, recuerda que eres el modelo de una persona. Ya sea por tus acciones, tus logros, una Dama siempre es una referencia para alguien. Así que tenlo en cuenta y sé un modelo impecable.

6. UNA DAMA SIEMPRE TIENDE A AYUDAR A OTROS

Una Dama tiene su corazón en su mano y no duda en estar presente para los demás de ninguna manera. Es cierto, estamos hablando de seres queridos, pero también de personas más distantes de su círculo que podrían necesitar una mano amiga o un oído atento. Ser una Dama es escucharse emocionalmente el uno al otro.

7. UNA DAMA RESPETA LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS

Usted tiene su opinión sobre un tema y su mejor amigo tiene un punto de vista totalmente diferente. ¿Esto significa que tienes que convencerla de que se adhiera a tu punto de vista? No. Una Dama sabe cómo respetar la visión de los demás, mientras le da su opinión sin imponerla.

8. UNA DAMA AMA COMPLIMENTAR

Una Señora sabe que un cumplido puede hacer sonreír. Eso no significa que tenga que decirlo sin pensarlo. Como Dama, saber cómo felicitar muestra que sabes el valor de ser humano y estás dispuesto a contribuir a su felicidad.

9. UNA DAMA SIEMPRE VA IMPECABLE

Cada uno de ustedes con su estilo es cierto, pero una Dama nunca está en la vulgaridad a pesar de una identidad de vestimenta única. Es importante saber cómo marcar la diferencia y no cruzar esta línea que le quitará el título de Dama

10. UNA DAMA SIEMPRE TIENE BUENAS MANERAS

Ser una dama no es solo un título para vestir, es una forma de vivir a diario: comer, caminar, pensar como una dama es actuar con elegancia. Por lo tanto, estar interesado en los hábitos y costumbres te ayudará mucho, pero también debes ser capaz de mantener la calma en todas las circunstancias, hablar siempre claramente en un tono neutro, llorar con clase, caminar con feminidad, no masticar tu chicle de forma vulgar, ser discreto cuando te ríes, tener una postura elegante. Claramente, siempre sea responsable de su actitud sin exagerar, pero tenga en cuenta que la imagen que refleja es la primera impresión que le da a las personas que se encuentra.

Ser una Dama es más que solo una actitud, es una forma de vida. Requiere vigilancia y control en todo momento. ¡Así que estén atentos a su actitud, a sus palabras, permanezcan femeninas en todas las circunstancias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *